HERBES Y PALO

Las Hierbas Dulces, mezcladas o secas y el Palo son los dos licores más populares de Mallorca. Si bien hoy se encuentran en los estantes de bares y supermercados, ambas bebidas tienen un origen centenario vinculado con brebajes medicinales y aguardientes que preparaban boticarios y frailes. 

Hierbas dulces, secas o mezcladas

Las Herbes mallorquinas son una bebida anisada que se suele servir fría, con hielo o natural. Normalmente se toma como digestivo después de las comidas. Existen tres tipos de Hierbas: dulces, secas y mixtas. Esta bebida procede de los aguardientes y bebidas espirituosas que los frailes elaboraban con hierbas y frutas. Pronto traspasaría los muros de los monasterios hasta convertirse en un refresco popular.  

Desde el año 2002 existe una Denominación Geográfica “Herbes de Mallorca” que controla la calidad de este producto al que definen como “una bebida espirituosa anisada obtenida básicamente por la extracción de aromas de diversas plantas de la propia isla, por ejemplo: hinojo, romero, hierba luisa, manzanilla, limonero, naranjo y toronjil”.

Palo de Mallorca

El palo es un exquisito licor que se extrae de la maceración de corteza de quina (Cinchona) y raíces de genciana, dos plantas con propiedades antipalúdicas. Esta bebida se utilizó en su origen como jarabe para combatir el paludismo que se daba en ciertas zonas pantanosas de la isla. Con los años se ha ido refinando el sabor con extractos azucarados para mitigar su amargura y alcohol etílico. Si bien ya no se utiliza como remedio medicinal, sí se ha convertido en una bebida de gran sabor que se suele tomar como aperitivo: sólo, con hielo o con sifón. 

Desde principios de los años noventa la Denominación Geográfica Palo de Mallorca protege la calidad de esta bebida.