Transformaciones del S.XX

En la segunda mitad del siglo XIX y principios del XX es cuando Alcúdia experimenta un impulso económico integrándose de nuevo en la red comercial y dejando paso a nuevas actividades industriales, comerciales y turísticas.

Durante los años 30 se inició la transformación de la ciudad con la construcción del primer hotel. Se inicia la explotación de la costa como factor de desarrollo económico y se crean infraestructuras que ofrecen servicios a toda la Isla como son el puerto comercial y la central eléctrica.

El turismo, desde los años 70 del s.XX, ha sido y es en la actualidad el motor del desarrollo económico aunque ha convivido con otras actividades menores pero también muy representativas como la agricultura, la pesca, el sector servicios, la distribución de energía y el comercio.

La Alcúdia del s.XXI, es una ciudad que mira hacia el futuro con optimismo, es un destino turístico muy competitivo que tiene un papel líder en la Zona Norte de Mallorca, no sólo por el sol y la playa sino por la multiplicidad de su oferta complementaria y la diversificación del sector: turismo náutico, turismo cultural, cicloturismo, turismo deportivo.....

Alcúdia desea ser capaz de dar continuidad a la preservación del paisaje y a la cultura e historia que la conforman como sus valores más preciados ahora y en el futuro.