Capilla del Sant Crist

La Capilla del Sant Crist se abre en el lateral derecho a través de un arco neogótico construido en la primera década del s.XX, en tiempos del mossèn  Mateu Alzamora. La capilla, que se salvó del derrumbe que sufrió la iglesia, fue construida entre 1675 y 1697 para honrar la imagen del Sant Crist. Cuya historia desvelamos a continuación.

El 24 de febrero de 1507 un hecho marcaría la historia de la ciudad de Alcúdia: El milagro del Sant Crist. Cuentan los documentos y la tradición que Alcúdia sufría en aquellos tiempos un profunda sequía y la población estaba desesperada. El hambre amenazaba, y los habitantes de la villa decidieron llevar la imagen del Sant Crist en procesión desde Alcúdia hasta la Cueva de Sant Martí (lugar de culto de los primitivos cristianos), implorando agua en sus rezos y ruegos. A resultas de este hecho, la imagen del Sant Crist sudó sangre y agua de regreso hacia la ciudad. La imagen sudó durante tres días. Un notario recogió el testimonio: Francesc Eixartell.

Ese año, la lluvia fue generosa y las cosechas abundantes.

Desde entonces Alcúdia conmemora este milagro y cada tres años, el 26 de julio, se celebra una procesión religiosa que recorre las calles de la ciudad y una misa solemne en la Iglesia de Sant Jaume.

La capilla es de estilo barroco y está formada por una sola nave de cuatro tramos cubierta con una bóveda de crucería y una cúpula con linterna. En esta capilla se encuentran los tres retablos de época moderna que conserva la Iglesia: el del Sant Crist, el dedicado a la Virgen de los Dolores y el de Sant Vicenç Màrtir.

Presidiendo el altar encontramos la talla de madera policromada del s.XV del Sant Crist. Forma parte del retablo barroco que fue realizado en el año 1718 por el escultor Mateu Juan i Serra.

 

¿Dónde está?