Flores y Plantas

Poleo montano (Teucrium polium): Crece tanto en la montaña como en el litoral. Se trata de una planta cargada de esencia que perfuma las garrigas mediterráneas.

Dedalera (Digitalis dubia): Especie protegida. Exclusiva de las Baleares y característica de las zonas de monte, especialmente roquedales.

Jaras (Cistus): Forman parte de los matorrales y sotobosques mediterráneos. Sin duda los jarales producen algunas de las flores más vistosas de nuestros bosques.

Zanahoria silvestre (Daucus carota): Flores diminutas, blancas o rosadas, que se agrupan en forma de sombrilla. Florecen de mayo a junio en los márgenes de los caminos.

Mirto (Mytus communis): Es una de las especies que goza de mayor aprecio popular por sus virtudes medicinales, sus esencias aromáticas y su espectacular floración.

Siempreviva (Helichrysum stoechas): Tapiza de amarillo los roquedales y los arenales del litoral balear.

Cardo marino (Eryngium maritimun): Crece en playas y dunas. Sus flores azuladas se agrupan en capítulos esféricos sobre hojas gruesas, ampliamente nerviadas y espinosas.

Romero (Rosmarinus officinalis): Especie característica de la garriga y el pinar mediterráneo. Es muy apreciado por su aroma y como planta medicinal.

Hinojo (Foeniculum vulgare): Planta abundante en campos y viñas. Muy usada como condimento como, por ejemplo, en la elaboración de las tradicionales aceitunas mallorquinas (Olives Trencades) o el también popular Frito Mallorquín (Frit). Es muy aromática.

Higo chumbo (Opuntia ficus-indica): Es una especie originaria de América Central, muy bien adaptada a estas islas. Tradicionalmente, en las zonas agrícolas de Mallorca, cada casa tenía una chumbera. 

Higo (Ficus carica): Especie propia de la cuenca mediterránea. De forma espontánea vive en acantilados y torrentes.