Playa de Alcúdia

La playa de Alcúdia tiene una extensión de 7 km de arena blanca y fina. Se prolonga desde el Puerto por toda la bahía que lleva su nombre, entre el mar y la gran albufera, de la que todavía quedan numerosos lagos y canales. Se encuentra clasificada entre las mejores playas de Europa. Es una playa de aguas tranquilas, limpias y cristalinas. Su seguridad, su oferta lúdica, así como sus equipamientos y servicios,  hacen de ella un destino excepcional y muy preciado para el turismo familar y de la práctica deportiva.

A lo largo de la playa se ubica un importante núcleo de población que combina zonas residenciales con una gran infraestructura hotelera y de servicios. La playa de Alcúdia integra además de la línea de costa, las zonas de Maristany, Lago Menor y Lago Esperanza.

Desde hace más de veinte años la Playa de Alcúdia obtiene numerosos galardones, entre ellos la bandera azul de la UE. Además, desde el año 2013, la playa ha obtenido la certificación ISO 14001:2004 por las actividades de gestión de limpieza, mantenimiento, explotación de balnearios, quioscos, elementos náuticos, alquiler de hamacas y sombrillas, así como servicio de salvamento y vigilancia.

El clima mediterráneo de inviernos suaves hacen que la playa de Alcúdia sea un lugar ideal para realizar paseos o practicar deportes como el Nordic- Walking, el footing, el tai-chi, el yoga, etc. Por ello, algunos de los mejores deportistas y equipos deportivos europeos eligen la Playa de Alcudia para su preparación.

¿Dónde está?